Seleccionar página

¡¡Bienvenidos al BLOG de transformación digital para instaladoras y constructoras!!

Lo creamos con la intención de hablar sobre la transformación digital, de sus muchas ventajas, pero también de los inconvenientes a la hora de afrontarla y cómo solucionarlos. Todo lo haremos muy enfocado en el sector de la construcción e instalaciones dónde nuestra experiencia previa como Jefes de obra de mantenimiento, construcción e instalación nos ha hecho vivir todos los problemas del día a día del sector y crear herramientas y estrategias para solventarlos que ahora como consultores queremos compartir desde este foro.

Aparte de estrategias para salvar el día a día, en cuanto a productividad, herramientas de planificación, mejora en la gestión de equipos etc… Nos encargaremos de divulgar de la mejor manera posible las últimas tecnologías para instaladoras y constructoras, que ya están aquí, pero que parecen ciencia ficción en nuestro sector como pueden ser IoT (internet de las cosas), la gestión en la nube (cloud computing), la inteligencia artificial y asistentes virtuales, etc…

Cuando nos fundamos como empresa teníamos la ambición de ayudar a las empresas del sector de la construcción en la mejora de sus procesos productivos y, por tanto, de su rentabilidad utilizando la tecnología y ahora con éste Blog esperamos ser de ayuda a:

  • Jefes de obra tanto novatos que acaban de aterrizar en el puesto o con más experiencia que buscan la mejora contínua dentro de su puesto y necesitan ayuda sobre herramientas de organización, planificación, mejora de procesos, etc…
  • Gerentes o mandos intermedios de pequeñas y medianas constructoras e instaladoras que saben que su empresa necesita digitalizarse y automatizar procesos pero no sabe por dónde empezar, que necesitan información sobre herramientas y consejos para acometer el cambio.

Por supuesto, intentaremos aportar lo mejor de nosotros y nuestras experiencias previas para evitar que cometáis los errores que nosotros hemos cometido o visto de cerca en el pasado, pero también nos encantará crear temas enfocados a las dudas o consultas que tengáis.

Pero no me enrollo más, vamos a empezar por el principio.

¿Por qué digitalizar mi empresa instaladora o constructora?

Igual suena oportunista dada la situación, pero sencillamente por lo mismo que es mejor invertir y mejorar la calidad de nuestro sistema sanitario antes de que una crisis nos pille en fuera de juego y nos cueste de manera enorme reaccionar, teniendo que asumir importantes pérdidas que de otra manera se hubiesen evitado.

Es clave conocer el contexto de cambio contínuo que nos rodea, el mundo en el que nos ha tocado vivir y trabajar, un mundo global que evoluciona a un ritmo vertiginoso y donde hasta un pequeño microorganismo llamado COVID-19 hace tambalear los cimientos de la economía, pero aún más importante nos hace sentir una sensación de inseguridad y miedo al que no está acostumbrada nuestra mente occidental.

Citando un artículo de Tim Urban en su blog Wait But Why? os voy a intentar ejemplificar la velocidad del cambio a la que estamos expuestos.

Os imagináis que un científico de nuestro días con una máquina del tiempo, tipo el Delorean de regreso al futuro, fuese al pasado al año 1750 y cogiese a uno de esos paisanos y lo trajese a enseñarle una de nuestras ciudades, rodeadas de gente ensimismada con sus móviles, mega pantallas, internet, coches, aviones etc…
Seguramente le daría un shock.

Si posteriormente uno de esos habitantes de 1750 quisiese hacer lo mismo y cogiese la máquina del tiempo y fuese otros 250 años para atrás, viaja al año 1500. Y que hace lo mismo, pilla al primero que vea por ahí, y se lo lleva a su tiempo 1750 para que le de un infarto. Pues… hombre, seguro que el tipo de 1500 se sorprendería de muchas cosas, pero no viviría ni de lejos el mismo shock. Porque las diferencias entre el mundo de 1500 y de 1750 no son nada comparadas con los avances tecnológicos entre 1750 y nuestra época.

Y es que, en realidad, para que nuestro amigo de 1750 pudiera sorprender a alguien tanto como nosotros a él, necesitaría irse muchíiiisimo más atrás. Más o menos, a 12000 años antes de Cristo. Tendría que irse a un tiempo anterior a la revolución agrícola, a las primeras ciudades y la propia idea de civilización. Tendría que raptar a alguien de la época en la que los humanos eran sólo cazadores-recolectores. A ese sí le sorprendería los avances de la tecnología con todo el conocimiento acumulado por la humanidad hasta 1500: con las costumbres sociales y con los nuevos barcos y ciudades o con los avances en la construcción y organización de procesos … A ese quizás sí pudiera matarle del susto.

Todo esto significa que el tiempo necesario para que un humano en cualquier momento de la historia viaje al futuro y pueda morir del susto ha ido disminuyendo con el paso de los siglos. O dicho de otra manera…

El desarrollo tecnológico es más rápido cuanto más adelantada es una civilización.

Según el futurista Ray Kuzweil esto es la ley de los rendimientos acelerados. Según él, al ritmo de desarrollo del año 2000 nos habría costado sólo 20 añitos avanzar todo lo que la humanidad avanzó en el siglo XX. Y lo que da aún más vértigo: él cree que cuando acabe el siglo XXI, la humanidad habrá avanzado el equivalente a 1000 veces el siglo XX.

Y a ese ritmo y teniendo en cuenta la entrada de la inteligencia artificial tendríamos que nuestro gráfico anterior tendría una progresión de este estilo.

Siento haberme enrollado, pero es básico tener claro que el tren de la evolución no incrementa su velocidad de manera lineal, sino de manera exponencial, sí, como la desastrosa gráfica de los nuevos casos del COVID-19.

El KAIZEN o mejora contínua

Este contexto de cambio continuo y acelerado está provocando un cambio en la estabilidad de las empresas, y dónde adaptando la famosa frase de Darwin al mundo empresarial, no son las empresas más fuertes, ni más inteligentes las que sobreviven sino las empresas que se adaptan mejor y más rápidamente.

Para mostrarlo os doy un par de datos:

SOBRE LA VIDA MEDIA DE LAS EMPRESAS DESDE LA IRRUPCIÓN TECNOLÓGICA

“La vida media de las empresas se ha acortado de 61 años a 17 años de media, ni siquiera los denominados campeones digitales tienen garantizada su supervivencia” El CEO Forbes de 2016, José María Álvarez-Pallete, Telefónica.

Ni que decir tiene que los los nuevos dominadores del mundo empresarial son gigantes tecnológicos que han dejado atrás a las antiguas Mega-corporaciones en apenas 20 años. ¿Qué vendrá en los siguientes 20 años?

SOBRE LA SISTEMATIZACIÓN DE LOS PROCESOS

Algunos estudios demuestran que las franquicias tienen una tasa de éxito de aproximadamente un 80% en comparación con sólo un 20% de los negocios que se crean desde cero.

Este dato es muy relevante antes de hablar de digitalización, pues es uno de los principales fallos que vemos en TAKTICS, empresas que quieren digitalizarse como instaladoras y constructoras y para ello instalan un software ERP, CRM etc… sin haber establecido y sistematizado previamente sus procesos y eso es un ¡ERROR FATAL!

La ventaja de las franquicias es que tienen un sistema y procedimiento de trabajo totalmente claro por lo que es mucho más sencillo darles la herramienta necesaria para digitalizarse y conseguir sus objetivos.

¿Pero qué es la digitalización de una empresa?

La  digitalización o transformación digital de una empresa sería adaptar los procesos productivos de la misma al entorno digital y eso es muy importante porque no sólo consiste en comprar software o publicar en las redes sociales.

Hay negocios que hablan de digitalización por haber comprado un ERP, un software o tener cuenta en redes sociales, pero  para que la transformación digital se produzca realmente debe haber una estrategia de negocio detrás del uso de todas esas herramientas y tecnologías.

La importancia del cambio digital de las empresas radica en que cada una de ellas lo haga en la manera que tenga sentido con la naturaleza de su actividad.

Por ello reiteramos que es básico tener un sistema de trabajo claro y posteriomente digitalizar paso a paso los procesos para ser realmente exitoso.

Ganadores y perdedores. La adaptación. La digitalización de las empresas. 

Está claro que hay sectores que son tractores de la digitalización de sus procesos y se han adaptado sin miramientos, como por ejemplo el bancario, con una profunda reconversión en la forma de tratar con sus clientes y que como clientes nos empuja a todos a adaptarnos, lo mismo está pasando poco a poco con la administración pública.

Pero ¿qué pasa con la digitalización y la transformación digital en el sector de la construcción y de la instalación? 

Como veremos en la gráfica del estudio realizado por Forrester en el sector de los instaladores, la curva de asunción de la tecnología está ligeramente retrasada respecto a la media.

Como podemos ver los escépticos y pragmáticos son la gran mayoría y sólo hay un 17% que creen de verdad en las posibilidades de la digitalización para mejorar el negocio. 

 Pero ¿qué pasará cuando esos clientes digitales que ha generado la banca, la administración pública o las telecomunicaciones quieran relacionarse de esa misma manera con el sector de la instalación y construcción? El sector deberá cambiar y de manera urgente, pues lo clientes pedirán los presupuestos en formato digital y el que menos tarde en ofertar será el que se lleve la obra.

Habrá otros clientes que exijan los informes de mantenimiento en tiempo real, pues si te llega el ticket de AMAZON nada más dejarte el producto, porque no les puede remitir tu empresa el informe cuando terminas la revisión de mantenimiento.

Si en ese momento entran las prisas para digitalizarse y no se ha estudiado cómo adaptar el proceso productivo de tu empresa y la herramienta digital, será un caos, una pérdida de dinero y un atraso respecto a la competencia que puede provocar el cierre.

Pero también habrá empresas que hayan hecho el trabajo, adaptado sus procesos, modificado los perfiles laborales para su gestión y realizado la digitalización y se quedarán con su parte del negocio, serán más robustas y rentables y comerán su parte del pastel y la del que no llegó.

La digitalización no es el problema principal de mi instaladora.

Si eres Jefe de obra , gerente de una instaladora o constructora, ya te estoy viendo mover la cabeza y decir que todo esta teoría está muy bien, pero que de todos los problemas de día a día, como la morosidad, falta de buenos operarios, mala calidad de los trabajos, caos en las planificaciones de trabajos etc…¡La digitalización es el último!

Pero, si te dijese que casi todos los problemas que me puedas plantear pueden solucionarse sistematizando procesos y digitalizándolos…

Pero eso será en los próximos capítulos del Blog. 😉

Si te ha gustado y quieres más, comparte este contenido, nos encargaremos de contestar todos los problemas que nos planteéis y seguir ayudando a que vuestros procesos de digitalización sean un ¡ÉXITO!