Seleccionar página

EL PROBLEMA

En tu empresa llevabais tiempo dándole vueltas, «es necesario ir eliminando papel y organizando un poco mejor el trabajo».  Pensáis que si implantáis un programa que ayude a digitalizar la empresa, tendréis una gran mejora de rendimiento. Después de buscar entre las cientos de opciones y con el miedo en el cuerpo al gasto que os supone en estos tiempos de cambios e incertidumbre os decidís por un ERP (gestor de recursos de empresa) y os ponéis manos a la obra. Aún así, no termina de adaptarse al proceso de vuestra empresa y hay muchas funcionalidades del programa que no utilizáis, aunque si hay que pagar todo el precio del programa. Aparte, resulta agotador estar continuamente “obligando” a su uso a los técnicos y operarios de la empresa que ponen mil y una pegas a la nueva herramienta. Por si no tenías bastante con preocuparte del día a día con los clientes en las obras, con la gestión de compras y con la gestión del personal que ahora tienes que estar peleándote con la implantación de un programa informático que sólo te da dolores de cabeza.
Al cabo de un año, como te puedes imaginar, la situación de la empresa es la misma pero se ha perdido la inversión del programa informático, pero además se ha generado un sentimiento profundo de “más vale lo malo conocido que lo bueno por conocer”.
Hemos oído esta historia tantas veces la primera vez que hablamos con nuestro clientes que decidimos crear un método para evitar esa frustración y “miedo” a implantar tecnología para digitalizar los procesos en el sector de la instalación o la construcción.

LA SOLUCIÓN

¡¡Eureka!! Es la famosa exclamación que hizo Arquímedes cuando encontró la solución al problema y por eso le hemos puesto ese nombre a nuestro método. Por eso y porqué es el acrónimo de los 6 pasos necesarios para afrontar la digitalización con garantías. De forma resumida, aquí te planteamos las preguntas que deberías hacerte y cada una de las 6 etapas:
  • Evalúa: ¿dóde está tu empresa ahora mismo?
  • Utopía: ¿a dónde quieres llegar? ¿Cúal es tu objetivo a medio y largo plazo?
  • Ruta: ¿cómo lo vamos a hacer? ¿Por dónde empiezo  y qué pasos seguiremos?
  • Equipo: ¿qué herramientas utilizarás?
  • KPI (indicadores del rendimiento): no puedes mejorar aquello que no puedes medir, así que este paso también es básico.
  • Acción: Una vez definido todo el plan, ¡hay que ejecutarlo!
En los próximos artículos te mostraremos paso a paso en qué consiste EUREKA. Es un método que nos ha costado trabajo desarrollar y años de experiencia pero está comprobado que si sigues será garantía de éxito.