Seleccionar página

¿Cuál crees la clave del éxito de una empresa instaladora?

¿Cómo hacer que tu  negocio crezca de manera sostenible? En este post veremos cuál es ese la clave del éxito de una empresa instaladora, ese factor determinante, ese KPI de una empresa para ser líder en el mercado o ese flow en el ambiente, llámalo como quieras, pero que se nota cuando entras a una instaladora de éxito.

El conocimiento técnico

Muchos me dirán que es imprescindible ser un gran profesional de la fontanería para tener una gran empresa de fontanería, pero no yo no soy de esa opinión, creo que es un factor que aporta valor, pero no es el factor determinante.

Hay gente que sabe hacer unas buenas pizzas, pero que no creo que estuviesen capacitados para gestionar una pizzería 😉

Una empresa instaladora exitosa no será aquella que tiene el conocimiento técnico y puede ejecutar obras para sus clientes, eso podría ser aceptable para un instalador autónomo  y según mi punto de vista, ni siquiera en esos casos sería el factor clave de éxito.

El aumento en las ventas

 ¡Este si que si! Sin discusión! ¿Cómo no va a ser una gran empresa aquella que lleva 2 años con una facturación creciente, no?

¡Claro! Con esa sensación de que hay más recursos  para atender obras más grandes y que le empresa está en expansión uno se viene arriba,  pero yo he visto muy de cerca un montón de casos dónde esa situación es realmente una huida hacia adelante, una necesidad de aumentar la contratación para “tapar” deudas que te van dejando obras muy poco rentables o provocadas por una estructura de trabajo poco productiva que te pide esa facturación extraordinaria.

Porque al final, a más facturación, más recursos en juego,  más riesgo y más estrés para la empresa y para el gerente.

Podría ser un buen indicador, pero también podría ser engañoso, vamos que he visto más de una instaladora que ha cerrado al año siguiente de doblar su facturación.

¿Es entonces el  beneficio neto el verdadero indicador de éxito de una instaladora?

 Pues aunque está claro que éste es un indicador clave de la salud empresarial, en determinados casos dicho beneficio neto podría ser coyuntural, es decir, deberse a un mercado” excesivamente generoso”.

Por ejemplo,  en éstos últimos años de bonanza en el sector de construcción, los precios volvieron y las obras se pusieron de nuevo en marcha y eso ha generado gran demanda de instaladores, todo el mundo tiene trabajo, incluso entran en juego “intrusos” profesionales que quieren sacar su parte, y aún así, hay negocio para todos y además mejor pagado que nunca. 

En esta situación, un beneficio neto en el balance, por supuesto es un buen indicador, pero no garantiza el éxito de tu instaladora si el mercado se contrae como pasa en las crisis, sean inmobiliarias como en 2008 o producida por un virus como en la que estamos pasando ahora  mismo. 

A ver si va a ser…. el personal.

Sin duda, las empresas son las personas que la forman y  un gran equipo de trabajo te hace destacar sobre la competencia y hace tu instaladora ser una referencia.

Entonces, sólo es cuestión de contratar a los mejores y entonces siempre serás la mejor empresa, ¿no?

Vamos, como hacen el Real Madrid y Barcelona para ganar todos los títulos de todas las competiciones. Pero aunque está claro que tener a los mejores es un gran factor, a veces, a pesar de tener los mejores “operarios” no son los mejores como “empresa” y hacen que sus “accionistas” no entienda que haya “empresas” más modestas que den una mejor imagen.

¿Pero entonces qué me distingue como una gran instaladora?

Yo me mojo y te doy mi humilde opinión.

El éxito de una empresa instaladora (independientemente de su tamaño) a medio y largo plazo es tener un modelo de empresa sólido creado para cumplir la misión para la que fue creada independientemente de que ésta sea  ganar mucho dinero, conseguir tener clientes de alto nivel, ser una gran empresa dónde trabajar  o realizar los proyectos de más alto nivel.

Ya te estoy viendo decir que esto suena a rollo de consultor, pero no es así, es la VERDAD más absoluta en nuestros años de experiencia como instaladores “El  SISTEMA de trabajo diseñado para cumplir un OBJETIVO o PROPÓSITO” es el factor clave sobre todo porque influye en todos los otros parámetros.

Es decir, mejorando el SISTEMA, influimos de manera positiva en la relación con los clientes, las alianzas con proveedores, la gestión de operarios, aumenta la facturación y mejora la rentabilidad y por tanto el beneficio.

Pero seguro que me he dejado algo o tu experiencia dice hay otros factores claves para el éxito de una instaladora.

Me encantaría que los dejases en los comentarios del POST.